TODO TIPO DE SEGUROS EN NOIA

Categorías

Cuando el patrimonio de todos también importa

24/11/2017· BLOG

En las comunidades de vecinos españolas se produce una gotera cada 46 segundos. Un instante irrelevante que puede causar estragos si no es atajado a tiempo. Ahí es cuando intervienen los seguros para comunidades de vecinos, la protección necesaria ante los muchos percances que sufre un edificio y que nos afectan a todos.

Hoy en día nuestro modo de vida más habitual transcurre en comunidad. Salvo que optemos por una casa unifamiliar, lo más sencillo es que nuestra vivienda sea parte de una comunidad que no está exento de riesgos. Por este motivo existen los seguros para comunidades, una forma de proteger el patrimonio de los vecinos ante determinados imprevistos.

La principal ventaja de los seguros para comunidades de vecinos es la adaptabilidad, permitiendo ajustar las coberturas a las necesidades de cada tipo de comunidad. Garajes, ascensores, jardines, piscinas, e incluso gimnasios. Cada vez más los edificios residenciales incorporan zonas comunes, con elementos más complejos de gestionar que el portal, la caldera y las escaleras de toda la vida.


Coberturas de los seguros para comunidades:

 

Nuestro edificio está expuesto constantemente a riesgos naturales, sobre todo en épocas de climatología extrema. El agua, el viento o la nieve son elementos naturales que pueden infligir importantes daños en las zonas comunes, desde la propia cubierta hasta las bajantes de aguas pluviales o el garaje.

Por ello no deben faltar en un seguro para comunidades una serie de coberturas básicas:

  • Incendios, explosión y caída de rayo.
  • Actos de vandalismo y acciones tumultuarias en los que las zonas comunes de tu comunidad como la puerta de acceso o la fachada, pueden verse dañadas.
  • Lluvia, viento, pedrisco y nieve. Quizás no vivas en Soria, donde hay buenas nieves, pero algún chaparrón con viento sí que pasará por tu casa varias veces al año.
  • Daños eléctricos. Hay una tormenta, una repentina subida de tensión y… adiós al ascensor. Proteger las instalaciones eléctricas y los aparatos conectados a ellas es otro aspecto fundamental.
  • Responsabilidad civil. Es básico cubrir los posibles daños que se puedan ocasionar a terceras personas en las zonas comunes o los provocados por los empleados del edificio.

 

Garantías opcionales para comunidades de vecinos:

 

Esta protección la puedes ampliar a través de garantías opcionales, en función de las necesidades específicas de tu edificio o comunidad de vecinos, con coberturas sobre la inhabitabilidad del edificio, accidentes de empleados, la replantación del jardín, la avería de maquinaria, los daños por agua o los vehículos en el garaje, entre otras muchas.

Además la protección de un edificio de viviendas no solo debe tener en cuenta el valor de los elementos a reparar, si no que debe contar con un servicio de asistencia las 24 horas del día los 365 días del año, que pueda dar una solución rápida a un determinado problema, como la rotura de cerraduras de acceso al edificio, plagas de insectos, fugas de agua o desajuste en la antena que da señal a nuestros televisores.

Según datos del informe Estamos Seguros de Unespa, asociación que agrupa a las aseguradoras españolas, en 2016 se produjeron más de un millón de incidentes en zonas comunes de edificios. De hecho, entre los percances declarados, se estima que se produce una gotera cada 46 segundos. Las autonomías con mayor número de percances son Madrid, Cataluña, Andalucía y la Comunidad Valenciana. Estos cuatro territorios concentran el 60% del total de incidentes en comunidades de vecinos del país.

En España, el seguro para comunidades solo es obligatorio en algunas autonomías, pero como ves es muy recomendable tener uno que nos cubra ante cualquier contratiempo.

Somos expertos en soluciones aseguradoras para comunidades de vecinos, si necesitas más información, contacta con nosotros pinchando aquí o llamando a los teléfonos 981820071 o 625405377

Fuente: Reale