TODO TIPO DE SEGUROS EN NOIA

Categorías

Los 5 problemas más habituales en una comunidad de vecinos

11/01/2018· BLOG

Tener una plaga de insectos o roedores, que caiga un rayo o que una racha de viento fuerte mueva la antena y no puedas sintonizar ningún canal, son algunos de los problemas a los que tu comunidad se puede enfrentar.
 
1. No es plato de buen gusto entrar en el portal y que te reciban insectos o roedores, no por lo desagradables que pueden llegar a ser, sino por los problemas para la salud que conllevan. Nuestro seguro de Comunidades incluye entre sus coberturas, un servicio de desinsectación (primera visita) y control a los 15 días (segunda visita) para que el edificio quede libre de visitantes no deseados.
 
2. Llega la carta de la comunidad y otra vez el vecino del bajo vuelve a ser el más moroso del edificio. Es quien engrosa la cuenta de impagos y no se pueden poner esas luces con sensor que te facilitarían abrir la puerta cuando llegas a casa. Por eso, el servicio de ‘Reclamación a los propietarios por impago de gastos’ ayuda a la comunidad a reclamar este tipo de situaciones.

3. Un día no se ve la televisión, otro, la cerradura de la puerta principal no funciona bien y, para colmo, el cristal de la entrada se ha roto. Estos solo son algunos ejemplos de los imprevistos que pueden pasar en un edificio. Para no tener que buscar un especialista que solucione cada una de estas situaciones, te lo ponemos fácil con ServiEdificios, que se encargará de enviarte, en el menor tiempo posible, el mejor profesional para solucionar cada una de estas situaciones.

4. Quién te iba a decir que por un robo forzarían y estropearían la puerta de la entrada. ¿Y ahora qué? ¿Todo el mundo puede entrar sin ningún problema aunque no sea su casa? Ni hablar. Para ello te ofrecemos personal de seguridad durante un máximo de 48 horas y una vez solucionado el problema, el guardaespaldas quedará relegado a las películas.

5. Lo habías visto muchas veces en las noticias, pero estabas convencido de que no podía pasar en tu bloque, pero claro, estar justo en una esquina al final de una curva no iba a traer nada bueno. Ese coche debió confundir tu fachada con un castillo hinchable e impactó sin ningún miramiento. Debes saber que ese arreglo quedará cubierto por el seguro.


Estas coberturas van destinadas a las comunidades de vecinos, edificios de oficinas y locales comerciales o garajes privados. A los inmuebles con varios ocupantes, aunque el propietario de todos los locales sea el mismo y los destine al alquiler.

Si deseas conocer con detalle todas las coberturas del seguro para comunidades puedes ponerte en contacto con nosotros.

Ramón Calvo.

Fuente: Reale.